UN ESPACIO EDUCATIVO DE COMUNICACIÓN E INTERCAMBIO

"Cuando se abre un libro se enciende una luz; se activa un maravilloso juego de luces intermitentes y juguetonas que transmiten emociones. La lectura para l@s niñ@s es una luz mágica que prende la chispa de la creatividad, dispara la imaginación y estimula su mundo emocional.
El Bazar de los Sueños es una experiencia de acercamiento de la lectura a l@s niñ@s, un espacio que se abre para iluminar un trocito de su mundo, porque leer proyecta los sueños y dispara la fantasia".

miércoles, 8 de febrero de 2017

UNA DE MONSTRUOS


El monstruo que se comió la oscuridad


¿Por qué los monstruos asustan a los niños? ¿son todos malos? ¿o algunos sólo aparentan?; ¿qué o quién se esconde detrás del placar del dormitorio por las noches?

Algunas veces la imaginación desbordante del niño le hace ver seres “terroríficos”, sobre todo por la noche.

Todos los niños creen que hay un monstruo bajo su cama, o en su armario, o escondido detrás de las cortinas, o quizá oculto bajo las sombras que forman los objetos cuando apagamos la luz.

En el caso de Lorenzo es verdad: hay un monstruo bajo su cama, uno pequeñito, pero hambriento, muy hambriento. Después de haber probado un poco de todo lo que el niño guarda bajo su cama, no consigue sentirse saciado. Hasta que prueba a absorber la oscuridad del interior de una caja de cartón. Ay, amigo, ahí encuentra lo que andaba buscando, algo que por fin le va a llenar el estómago.


¿Pero qué pasa cuando la oscuridad se acaba? Sí, en ella habitan los monstruos más monstruosos (incluso los pequeñitos), pero también sirve como refugio para los zorros o para los conejos en sus madrigueras. Es más, si no hubiera oscuridad, ¿cómo veríamos el brillo de la luna y las estrellas? Y lo que es peor, ¿cómo va a saciar su hambre este pequeño monstruito que cada vez es más grande?



Después de leer este cuento, todos los niños querrán adoptar un monstruo pequeñito y en lugar de temer la oscuridad, se dormirán tranquilos con la ilusión de encontrarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario